Esquí de montaña: Crónica de la Cronoski "Era Pujada"

Dos días después de la última salida en montaña, a las 17h cojo el coche para ir al Pla de Beret porque en una hora se dará el pistoletazo de salida de la 5º Cronoski "Era Pujada", con un trazado por el entorno de la estación de Baqueira/Beret.

Llegado al Pla de Beret, la temperatura es muy agradable i me voy preparando para poder hacer la inscripción sin tener que volver al coche. En el parking, los coches de los esquiadores van desapareciendo, y sólo quedamos una pequeña comitiva que vamos a hacer la carrera.

Ya con todo preparado, me dirijo a la cafetería, dónde hago la inscripción, son 10 euros bien rentabilizados, en los cuáles entrará la propia carrera, una camiseta térmica de manga larga i también la cena (cabe resaltar este hecho porque con los precios de las carreras "grandes" a veces se te queda la cara de tonto de lo que pagas y lo que recibes a cambio...).

Salgo fuera de la cafetería a ver qué tal todo, la temperaturas es muy agradable y hasta pienso que me van a sobrar los guantes... poco a poco voy viendo gente del valle, hablamos y nos vamos a la salida.

Ya en plena salida, miramos el muro que nos espera sólo empezar, que marcará el devenir de la carrera porque los primeros empezarán a arrear y no habrá quien los siga.Me coloco en segunda fila, no quiero ir más adelante porque apretaré con los rápidos y después seguro que me pasa factura.

Después de un minuto de silencio en memoria de dos socios del club que desgraciadamente fallecieron durante el 2013, la carrera empieza y me reafirma en mi planteamiento, porque los 5-6 de la primera fila aprietan fuerte hacia arriba. Yo hago un pequeño sprint y después me marco un ritmo fuerte pero dejando que los primeros cojan metros poco a poco.

Després d'un minut de silenci, en memòria de dos socis del club que malhauradament van morir durant el 2013, la cursa dóna la seva sortida i em reafirma en el meu plantejament, perquè els 5-6 de la primera fila apreten fort cap amunt. Jo faig un petit sprint i després em marco un ritme fort però deixant que s'escapin poc a poc.

Contento con el inicio, en el que he sabido hacer frente a posibles tentaciones de arrear demasiado empiezo a coger mi ritmo, y pasados unos minutos consigo adelantar a un chico que llevaba por delante, a partir de ese momento me sitúo en la séptima posición. Ahora la definición de la carrera es aún más clara y voy viendo como los tres primeros se han escapado muchísimo, mientras los siguientes tres que llevo por delante siguen a la misma distancia, suficiente para no pensar en pillares, pero tampoco se escapan, síntoma de que nuestro ritmo es similar.

Ahora la lucha es clara, aguantar en mi posición y conseguir que los corredores que vienen por detrás no me reduzcan la distancia. Me encuentro en medio de una lucha de monos, con gente que corre habitualmente carreras, y yo estoy haciendo la segunda de mi vida, después de cuatro años en blanco...

Pasamos la base superior del TC Clot der Or, la mitar del recorrido ya está en la saca, y allí tenemos zonas de plano-bajada dónde aprovecho para beber algo de agua (ya que la estoy subiendo...), pero como es lógico no me es fácil en este momento... y repetidas veces pienso en si me compensa haberla cargado hasta aquí...

Delante mío voy viendo las primeras zetas antes de la recta final, un momento algo raro porque después de estar la carrera muy estirada, ahora veo a los primeros mucho más cerca, pero también a los que me persiguen. Aquí de forma irracional van pasando por mi cabeza ideas sobre la crónica que haré, y sin saber porque no paro de pensar en esto, mientras voy haciendo zig-zags de subida.

Defiitivamente ya está todo el pescado vendido, delante tengo a Oscar, a una distancia que sólo me sirve para planificar qué viene después, y así poder apretar más o menos consciente de lo que toca afrontar después. Sé que mi posición ya es definitiva, y llego a las zonas del plano de arriba, ahí toca deslizar algo más, viendo la meta al fondo.

Y listos... llego a la meta mucho mejor de lo que me esperaba... los primeros tramos si me han puesto algo cardíaco, pero lo demás lo he sabido llevar con la cabeza fría. ¿Podía haber apretado más? A lo mejor si, pero sin haber entrenado nada de nada, sin conocer como reaccionaría en plena carrera y con la posibilidad de pinchar, la valoración es más que positiva.

Cuando acabamos, nos toca bajar entre bañeras de nieve dura, pero al llegar a la cafetería, la luna hace acto de presencia, una bonita manera de acabar la jornada! Track aquí debajo!




PD: No sé qué tiempo he hecho, pero no es el que marca el track porque lo encendí anteriormente, si lo hubiera encendido en el momento de la salida aún estaría allí XD.