Pedaleando por Aran, Luchonais y Comminges

Hace ya una semana volví a coger la bici de carretera. Centrado en la de montaña los fines de semana, sólo había podido salir un par de días cerca de casa, y ya tocaba volver a apretar los dientes en una salida larga.

El objetivo era sólo sumar kilómetros y disfrutar de las vistas, y por este motivo decidí ir hacia el Port de Bales, que aún no había subido nunca.

Para poder llegar hasta allí, antes toca pasar por el Pla Batalher (si se quiere), y posteriormente una cita ineludible, el Portilhon, que te pone las piernas en su lugar y después de permite disfrutar de una buena y fresca bajada asta Saint Mamet.

Desde allí, tengo que pasar por en medio de Luchon y tirar hacia arriba en dirección al Peyresourde, que lo reservo para otro día, ya que a poca distancia mi camino va hacia la derecha, a la zona de Oueill, dónde entre grandes vistas voy avanzando por pendientes suaves a paso suave pero decidido, consciente que aún queda un buen puñado de kilómetros.



Tirando por esta carretera llega el momento clave... cuando a 6km un cartel marca "Route Barrée", buff, estoy a bastante distancia de casa y hacer el camino de vuelta no es una opción, así que decido tirar hacia arriba a ver qué me encuentro...


Poco a poco voy ascendiendo los últimos kilómetros, que ya empiezan a notarse en las piernas, pero esto ya casi lo tenemos! Llego arriba, y me encuentro bastante gente.

Parece que el momento decisivo está a punto de llegar, el cartel marca que la carretera estará cortada indica 600m, así que empiezo a bajar para ver qué puede haber pasado, y por suerte los presagios se cumplen, simplemente es una lengua de nieve que imposibilita a los coches poder avanzar. Así pues, toca pasarla con la bici al lado y continuamos con la ruta!



La carretera es muy bonita, estrecha y revirada, se deja hacer muy bien, hasta que pasados unos kilómetros la naturaleza empieza a mostrar su cara salvaje... el río ha hecho algo de destrozo y la carretera está llena de piedras.


Sigo bajando, y de vez en cuando me cruzo con ciclistas que suben, y que van preguntándome por el estado de la carretera, algo normal si miras como está la zona baja de esta ruta.


A paso firme llego a la parte baja del collado, momento en el que toca hacer zonas llanas hasta llegar casi a Saint Bertrand de Comminges, momento en el que cojo una carretera secundaria que me llevará hasta Cierp Gaud, y posteriormente tocará ir hasta la Val d'Aran por la ruta normal.

Al final han sido 140km con 2500m de desnivel que han sentado muy bien, perfectos para ir adaptándose a rodar un buen rato.

Una ruta que recomiendo 100%, y para que sea más fácil, aquí tenéis el track.